Buscar este blog

Cargando...

8 de noviembre de 2009

PROPIEDADES CUANTITATIVAS DE LA ESCRITURA

PROPIEDADES CUANTITATIVAS DE LA ESCRITURA.

- FALTA DE CONTROL DE LA CANTIDAD MÍNIMA.

Al escribir, las letras se siguen unas a otras en cadenas de orden lineal. Pero ¿Cómo saber cuántas letras hay que poner para escribir una palabra? Esta pregunta nos pudiera parecer fácil de contestar; sin embargo, en el sujeto que está en proceso de adquisición de la lengua escrita es de crucial importancia pues su escritura depende de variados factores (cognitivos y/o socioculturales, por ejemplo) que determinan algunos procesos cognitivos que están en directa relación con la evolución del proceso.

Algunos niños, por ejemplo, escriben muchas grafías o seudografías en cadena hasta llenar la hoja. Ésto corresponde a una falta de control de cantidad mínima de letras, pues al comienzo los elementos gráficos no son más que piezas o fragmentos necesarios para construir una totalidad legible, es decir, no existe una relación cuantitativa ni cualitativa directas entre el todo y sus partes.

- CANTIDAD MÍNIMA DE LETRAS AL PRODUCIR.
Dependiendo del nivel de conceptualización que el niño tenga del sistema de escritura se manifestarán en las representaciones e interpretaciones de la palabra escrita.

* ESCRITUERAS UNIGRÁFICAS: A cada palabra o enunciado le hace corresponder una grafía o seudografía, que puede ser la misma o distinta para cada palabra.

* ESCRITURA SIN CONTROL DE CANTIDAD: El niño considera que la escritura que corresponde al nombre de un objeto o persona se compone de más de una grafía; pero no controla la cantidad que escribe, para él, el único límite que existe son las condiciones materiales.

Para representar una palabra, o un enunciado, hay quienes repiten una grafía indefinidamente, otros utilizan dos de manera alternada y algunos otros utilizan varias.

* ESCRITURAS FIJAS: La cantidad de grafías para representar una palabra o enunciado no puede ser menor de tres por tanto las tres letras se convierten en una cantidad mínima y a la vez una cantidad fija (repite las mismas tres letras para diferentes palabras) lo que permite la diferenciación de una escritura y otra es únicamente la intención que el niño tuvo al escribirla. En algunos casos las grafías sólo pueden cambiar el orden.

La hipótesis de las tres letras permite que el niño realice una transición a la hipótesis silábica, donde escribe tantas letras como partes silábicas existen, aún así no permite la escritura de sólo dos letras. Presenta dificultades al intentar escribir un monosílabo y para dar respuesta debe convertirlo en bisílabo. Lo mismo sucede cuando las tres sílabas de la palabra contienen con la misma vocal (ej. Man-za-na.), las tres letras escritas no pueden ser iguales.

- CANTIDAD MÍNIMA AL INTERPRETAR.
La cantidad mínima es de 3 letras porque niños separan por sílabas la palabra, pues les es complicado asimilar las bisílabas y las monosílabas. Ejemplo: En el nombre ANDREA al tapar las 3 primeras letras y dejar las segundas 3 letras para el niño todavía dice ANDREA.

- CANTIDAD FIJA.
Al escribir los niños tienen esquemas preestablecidos en cuanto la cantidad de grafías que van a representar a un concepto.
El aspecto cuantitativo de la lectoescritura presenta una constante debido principalmente a la cantidad mínima y al conocimiento previo de grafías particulares tales como las que componen su nombre.

- CANTIDAD VARIABLE SEGÚN CRITERIOS VARIABLES.

Posteriormente los niños comienzan a controlar sistemáticamente las variaciones en la cantidad de grafías que componen cada escritura que han producido, algunas situaciones privilegiadas les permiten lograr una coordinación momentánea.

Cuando observan la imagen es un conjunto escriben tantas letras como número de imágenes o dibujos.

En este nivel de desarrollo se pueden obtener dos representaciones diferentes para un nombre plural: pueden gustar el número de letras al número de objetos, éstos deben ser igual o superiores a la cantidad mínima requerida (3).

Los niños en un inicio para el singular han utilizado 3 letras para el plural se obtiene repitiendo dos o tres veces la misma serie inicial (según sea el número de dibujos o imágenes).

Cuando comienzan escribiendo directamente un nombre en plural, una letra basta para representar un objeto. Sin embargo, cuando han comenzado escribiendo un nombre en singular y luego escriben plural necesitan más de una letra para un único objeto. Es el principio de cantidad mínima el que está siendo aplicado en ambos casos, pero las condiciones de aplicación del principio han variado.

A un todo considerado incompleto se le hace corresponder un nombre también incompleto. No es que cada letra represente una parte silábica de la palabra, porque tanto con una como con dos letras dice solamente ba; es una manera de justificar que se trata de un “barco incompleto” (un “bar-co” sin “co” no es un barco completo).
Pero en lugar de decirnos que alguna parte esencial del barco no está aún allí (como podría ser el caso con una representación icónica- diciendo, por ejemplo, que faltan las velas), el niño hace referencia a una forma lingüística- es decir, la palabra-está también constituida por la combinación de elementos o partes.

La relación entre las partes y el todo, con referencia al texto escrito, no se
resuelve hasta que un nuevo tipo de equilibración tiene lugar. Es la consideración de las relaciones entre dos totalidades diferentes: por un lado, las partes de la palabra dicha- sus sílabas - y la palabra misma, por otro lado, las partes de la palabra escrita- sus letras- y la serie de letras como un todo.

La búsqueda de la correspondencia a uno a uno tiene el dominio de lectura y escritura, exactamente las mismas propiedades que en el caso del tipo de correspondencia que está en la base de la equivalencia numérica.

La variación interna, ayuda a diferenciar las partes entre sí, se aplica a dos niveles diferentes: en una escritura dada, en tanto la repetición de la misma, en un mismo grafema más de dos veces, en un conjunto de escrituras relacionadas.

En este último requerimiento es no tener dos veces la misma serie de letras. Porque se necesita alguna diferencia objetiva para poder otorgar diferentes interpretaciones.

Un cambio cualitativo muy importante en este desarrollo tiene lugar cuando los niños comienzan a pensar que no se pude leer cosas diferentes con idénticas series de elementos gráficos. Esto tiene una importancia enorme, porque los medios para diferenciar series de letras relacionadas y limitadas y, sin embargo, la búsqueda de coherencia interna es primer fuente que los niños van más allá de lo que pudiéramos esperar de ellos de resolver este problema.

*Correspondencia de uno a uno

No se trata de que el niño reciba solamente valores silábicos relacionados dentro de un conjunto limitado.

- CANTIDAD REGULADO POR CRITERIOS SILÁBICOS.

La adquisición pre-alfabética sucede en cierto orden: primeramente se da la representación ajena a toda correspondencia sonora y la escritura; después se adquiere el modo de representación silábica.

Para explicar la regulación de cantidad a través de los criterios silábicos, tomaremos en cuenta la hipótesis silábica, ¿pero qué es la hipótesis silábica?

Cuando los niños empiezan a atribuir a una letra una sílaba para formar una palabra se le denomina hipótesis silábica; dentro de la hipótesis silábica los niños necesitan letras diferentes para diferentes escrituras, ésto no significa que la misma letra represente la misma sílaba, sino que ésto puede ser inestable, una P puede ser la primera sílaba de caballo, mariposa, jirafa, etc.

El proceso de la hipótesis silábica permite justificar las letras que se han colocado y borrar las sobrantes, pero no permite anticipar aún la cantidad de letras necesarias.

Ejemplo:

Palabra Primera escritura Modificación por sílaba Modificaciones
Pájaro DICOA DIC

Pato DICO (la escritura es igual a la de pájaro) OuEC Sobró una sílaba y se hace una modificación más.
OuE

En el ejemplo anterior observamos que cada letra representa una sílaba, que aún se respeta la cantidad mínima de tres, que una misma letra puede representar diferentes sílabas y que con los monosílabos se tiende a alargar una letra de la palabra para respetar la cantidad mínima de tres.

Por último podemos decir que la hipótesis silábica da el inicio a la adquisición de la lectoescritura.

• De la Rosa Clavel Celeste.
• Hernández Canarios Alejandro.
• Hernández Jiménez Diana Citlali.
• Mackinney Peña Rosa Angélica.
• Morales Sánchez Lesly Guadalupe.
• Zurita Reyes Viridiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada